Bien sabemos que uno de los tratamientos de rejuvenecimiento más ‘top’ es la toxina botulínica, pues desde hace bastante tiempo se ha usado en el mundo de la estética como una alternativa para eliminar las líneas de expresión. Sin embargo, este procedimiento estético ha evolucionado para pasar de disminuir arrugas, ¡a prevenirlas! y es por esto que surge el conocido Baby Botox. 

El baby botox no es nada nuevo, ya que su auge comenzó en los años ochenta, conocida en ese entonces como toxina botulínica, la cuál es una proteína que relaja los músculos, bloquea los impulsos nerviosos y minimiza la contracción muscular; haciendo que las líneas de expresión y arrugas de desvanezcan. Entonces… si estás buscando un efecto altamente favorecedor y, sobre todo natural, pero todavía no has oído hablar del baby botox, lo que encontrarás a continuación te aportará una nueva perspectiva de lo que es y sus beneficios, ya que es un tratamiento recomendado para pieles jóvenes y con bondades increíbles ¡que querrás probarla de inmediato!

Comencemos definiendo… ¿Qué es el baby botox?

El tratamiento de baby botox consiste en una inyección de microdosis de toxina botulínica; más que ser un fin de las arrugas, es un tratamiento que previene líneas de expresión, por eso, se recomienda para personas entre los 20 y 30 años, que es el período cuando aparecen las primeras líneas de expresión en la cara. Las microdosis de toxina botulínica actúan precozmente sobre los músculos y los mantiene controlados, lo que permite retardar estas primeras arrugas.

Básicamente, el baby botox se trata de un tratamiento perfecto para frenar los problemas con la aparición de líneas finas de expresión y las arrugas que comienzan siendo pequeños, tan pequeños que solo puedes notarlos durante algún tiempo, pero esas pequeñas arrugas que te molestan hoy, con el tiempo solo empeorarán y por tanto, es mejor que comiences a prevenirlas con el baby botox y así ¡vas educando tu piel!

Entre los resultados del baby botox están: una piel más uniforme con una expresión natural y un efecto muy suave en la zona de la frente, entrecejo y contorno de ojos que la edad deja a su paso y así se previene líneas de expresión. Asimismo, los resultados de este tratamiento estético se pueden notar desde los 3 días, ya que las líneas de expresión se comienzan a difuminar. 

¿Y en qué consiste el baby botox?

El baby botox es el término con el cuál se conoce este procedimiento estético preventivo. No obstante, lo que se inyecta es toxina botulínica, y esta se aplica a través de una aguja muy fina en los músculos del rostro donde se encuentra más hundido de la piel. Cabe mencionar que no es necesaria la aplicación de anestesia, ya que es un procedimiento ambulatorio y no deja cicatrices. 

La duración del baby botox puede variar en cada persona, pero la mayoría de las ocasiones tienen una durabilidad de entre los cuatro a los seis meses. Lo recomendable es que se repita el baby botox para potenciar los resultados, ya que la proteína educa a los músculos a que no se contraigan. Se aplican entre 25 a 40 unidades repartidas en el tercio superior: (frente, entrecejo y contorno de ojos) y el resultado es una apariencia renovada que previene líneas de expresión y no hace que el rostro se quede inmóvil.

La mayoría de los pacientes de 20 a 30 años buscan suavizar las líneas de expresión y prevenir la formación de arrugas finas y profundas en el futuro. Al pasar el tiempo, el músculo se adelgaza al aplicar toxina botulínica y entonces se usa menos, así que esas líneas en realidad no se quedan grabadas.

Te puede interesar: Colágeno y elastina: las proteínas ‘clave’ para lucir una piel sana.

Ahora sí… ¿Cuáles son los beneficios del baby botox?

Según lo anterior, podemos concluir que el baby botox se trata de un tratamiento estético tanto preventivo como correctivo que genera cambios sutiles y borra las arrugas más finas, principalmente de expresión.

El resultado final tiene mucho que ver con los deseos estéticos de cada persona, buscando equilibrar el rostro de manera sutil y según los gustos de cada uno, para que luzca lo mejor posible. De hecho, el baby botox puede aplicarse de múltiples formas en la cara y en el tercio superior.

Los beneficios del baby botox son:

El baby botox es una opción fantástica para personas jóvenes que buscan un efecto suave, preventivo y resultados de apariencia natural. Si tienes arrugas superficiales o deseas evitar arrugas de expresión, este puede ser el procedimiento perfecto para ti. Por otro lado, si estás interesado en probar la toxina botulínica pero te preocupan unos resultados exagerados con la dosis normal, el baby botox es una excelente introducción al tratamiento, con pequeñas mejoras que pueden marcar una gran diferencia en tu apariencia y autoestima.

Así que, no dudes en aplicarte baby botox, porque como hemos desglosado en este artículo, es un tratamiento ‘top’ en personas jóvenes ya que tiene la gran ventaja de que se requiere muy poca cantidad para lograr efectos duraderos. Con esto se previene el efecto «frozen» o rostro congelado. Y en Promoestética, contamos con este maravilloso tratamiento estético  porque sabemos que no podemos detener el reloj biológico porque es un proceso natural por el cual todos atravesamos, pero sí podemos retrasar los signos del envejecimiento de la piel teniendo en cuenta que podemos prevenir diferentes condiciones, gracias a los beneficios del baby botox que previene líneas de expresión, mejora la calidad de la piel en toda su dimensión y ¡lucirás una piel siempre joven!

 

Promoestetica
Average rating:  
 0 reviews